AMORDESMADRE

La Navidad es mágica y bonita a partes iguales, pero puede llegar a ser estresante si no se gestiona correctamente

Se me amontonan en la cabeza los propósitos para este nuevo año. No sé ni por dónde empezar… Mientras les ordeno en mi cabeza sólo quiero retomar la rutina; la necesito; la necesitamos.

Impensable que después de tanto marisco, lechazo, pudings, tostadas y roscón… -¡ay el roscón!- sólo quiero comer una triste ensalada, sin mucho adorno, de las de mucho verde, cebolla y tomate. Sin más.

Necesito cambiar las cañas y vinos por agua de la fresca, de la que cura y elimina. Ya no quiero las mañanas en la cama, ni las horas muertas. Tampoco quiero pelis navideñas.

Necesito un horario, organizarme, una nueva serie a la que engancharme, un buen libro y una mejor agenda.

Bajarme del tacón y subirme a la playera, dejar las planchas y acudir a la coleta. Pero sobre todo necesito volver a entrar en los vaqueros, que eso va a ser otra historia.

Y si todo eso es lo que necesito yo, imaginaros lo que necesitan los niños… Volver a la normalidad.

India con Gaspar

Durante las últimas semanas se han ‘hinchado’ de comidas fuera de casa, piscolabis y azúcar a puñados. Horarios descontrolados, sitios nuevos, gente diferente, luces, música y muchas experiencias condensadas en muy poco tiempo.

Los nervios por las fiestas, por los ‘Papá Noel’ que suben por los balcones, por los Reyes Magos y sus cabalgata y por las rutas familiares recogiendo regalos.

Baltasar, India y Javi

La Navidad es mágica y bonita a partes iguales, pero puede llegar a ser estresante si no se gestiona correctamente. Excitaciones, sorpresas, el ir de aquí para allá que se traduce en niños cansados en vacaciones.

Ellos necesitan -incluso más que nosotros- volver a la normalidad. Volver al cole, estar con sus compañeros, jugar ordenadamente, centrarse y retomar la rutina del día a día. «Ya tengo ganas de ir al cole y ver a mis amigos», me comentaba mi hija esta mañana después de costarle más que nunca madrugar.

Así que mi primer propósito de 2020 es volver a la normalidad. Como siempre, os invito a seguirme en mis redes socialesFacebookTwitter e Instagram.

India captando momentos

A %d blogueros les gusta esto: