Dicen que de todo se olvida una cuando llega el segundo, otros que enseguida se coge ritmo y que eso olvidado vuelve a nosotras recordándonos que la maternidad es cuestión de instinto.

Eso me ocurrió la primera vez que le cambié el pañal a Duna. Lo hubiese podido cambiar a ojos cerrados.

Lo que sí se me había borrado de mis recuerdos era la cantidad de pañales que utiliza un recién nacido. ¿Cómo pueden gastar tantos?

Unos 7 pañales de media se usan en esta casa, alguno más al principio, alguno menos a medida que Duna crece.

App LILLYDOO

Las últimas semanas de embarazo, recuerdo el síndrome del nido a flor de piel, todo preparado, todo limpio, todo listo. Sin embargo, a última hora me acordé de los pañales, había obviado los pañales y era precisamente el producto que más utilizaría sin duda.

Desde el embarazo sabía que esta vez no malgastaría mi poco tiempo en echar cálculos semanales o mensuales pensando en la compra de pañales, esta vez estaría tranquila porque hacía tiempo que había descubierto LILLYDOO y ellos, que saben que nuestro tiempo es oro los primeros meses, han creado un método para la compra fácil, flexible y personalizable que te permite la posibilidad de elegir y cambiar el tipo de pañal, la talla, la fecha e intervalo de entrega, añadir o eliminar productos, todo con un clic desde el teléfono sin salir de casa.

Por otro lado, en casa estamos creando un ambiente mucho más ecológico, estamos concienciándonos cada día más en lo que necesita nuestro planeta que lo cuidemos, queremos sumarnos al progreso y lo estamos aplicando en nuestras rutinas diarias. LILLYDOO ha incorporado a sus productos la nueva gama Green, perfecta para nosotros, son los primeros pañales del mundo certificados por MADE IN GREEN de OEKO-TEX®, no contienen perfumes ni lociones, su celulosa no está blanqueada y todos sus productos viene envasados en cartón. Adiós a un plástico menos.

Duna es de piel caucásica, mucho más sensible que la piel de su hermana India, que la calidad de estos pañales fuese perfecta era un requisito indispensable para nosotros. Estos pañales garantizan que no producen intolerancia en pieles sensibles por el laboratorio Dermatest© y también están probados por Allergy Certified como hipoalergénicos, ciertamente lo hemos comprobado y Duna no ha mostrado ninguna rojez desde que le pusimos su primer pañal.

Un detalle que nos ha encantado, sobre todo los primeros días, es que los pañales tienen un corte en su parte delantera que deja al descubierto la zona del ombligo. Ya sabéis que los primeros días hay que prestar especial atención a la cura del ombligo hasta que se caiga, debe estar seco y limpio, son los únicos pañales que he visto con esta característica y realmente facilita mucho que el ombligo se mantenga en condiciones optimas.

Hoy por hoy, y después de haber probado la mayoría de marcas de pañales, puedo decir que para nosotros LILLYDOO es sin duda nuestra favorita, estamos encantados con el descubrimiento.

Os animo a que probéis sus pañales y toallitas, 99% agua, solicitando un paquete de prueba que contiene 10 pañales de la talla que se necesite y un paquete pequeño de toallitas húmedas pinchando en este link tan solo pagando los gastos de envío y recordad que no existe permanencia y la suscripción puede cancelarse cuando se quiera.

https://www.lillydoo.com/es/paquete-de-prueba?utm_source=blog&utm_medium=referral_ES&utm_campaign=amordesmadreNosotros ya somos de LILLYDOO ¿y tu? ¿te animas a dar el paso?

A %d blogueros les gusta esto: