AMORDESMADRE

Resulta una de las cuestiones más desconocidas de la maternidad, junto con el postparto.

Sin duda, la lactancia, es un tema del que se habla muy poco y, probablemente, junto con el postparto, resulta una de las cuestiones más desconocidas de la maternidad.

Si a esta desinformación le sumamos los falsos mitos, apaga y vámonos, preocupaciones innecesarias para las futuras y actuales madres que nublan esta beneficiosa opción.

¿Cuántos mitos sobre la lactancia conoces? ¿Seguro que lo sabes todo sobre la lactancia?

1- Dar pecho a demanda, genera niños dependientes

Se habla mucho de la opción a demanda, pero con una idea bastante extendida de que hay que dar el pecho cada 3 horas y 10 minutos en cada pecho. Falso.

Dar el pecho a demanda no genera niños dependientes, se trata de una necesidad del bebé. Los bebés necesitan a sus madres, son dependientes de sus madres, sobre todo, los primeros meses. Por este motivo, la lactancia debe ser a demanda, siempre que el bebé lo quiera y el tiempo que necesite.

Nos olvidamos que los bebés también necesitan ese contacto físico que favorece al apego. El pecho no sólo sirve para amamantar. La succión frecuente y el vaciado del pecho son los principales estímulos para asegurar una buena producción de leche.
Si riges a un bebé a lactar cada tres horas y llora antes de que se cumplan es porque el bebé tiene hambre. La leche materna se digiere mucho más rápido que la artificial y puede que se quede con hambre. Por otro lado, es al final de la toma cuando se encuentra el mayor contenido graso, si no conseguimos que el bebé vacíe el pecho en la toma, es muy probable que el bebé no consiga llegar al peso ideal en el tiempo estimado.

2- Dar el pecho duele

Falso. Si duele es porque algo no va bien. Puede ser un signo de un mal agarre o algún problema con la mama. Es muy importante que las madres estén bien informadas y tengan un apoyo experto durante su lactancia para evitar esos dolores.

La colocación del bebé, el agarre, frenillo sublingual en el bebé, no limitar el tiempo de las tomas, vaciar el pecho correctamente, no introducir lactancia artificial, etcétera y, sobre todo, la confianza en sí misma son fundamentales para que se produzca una lactancia exitosa.

3- Hay madres que no producen suficiente leche o es de mala calidad

Falso. Por naturaleza, las madres estamos capacitadas para producir leche, es el bebé el que controla la cantidad de leche que debe producir la madre. Por esto mismo, es importante la lactancia a demanda, para regular esa producción de leche.

La poca producción de leche o «mala calidad» depende de la frecuencia con la que pongas al bebé al pecho. A mayor succión, mayor producción de leche. Está comprobado que, incluso, las madres desnutridas que viven en la pobreza producen leche de calidad. Es tu cuerpo y son tus células las que se encargan de fabricar leche con los nutrientes necesarios para tu bebé.

Tampoco importa el tamaño de las mamas para producir más o menos leche.

4- A partir de los 6 meses la lactancia no alimenta

Falso. No es lo mismo que a partir de los 6 meses tengamos que incluir en su dieta alimentos nuevos que tengamos que dejar la lactancia. Ambas son compatibles. Se llama lactancia complementaria y no en exclusiva.

La leche materna sigue aportando nutrientes y anticuerpos necesarios a tu bebé. Se recomienda mantener la lactancia materna complementaria al menos hasta los dos años, pero lo ideal es mantenerla hasta que el bebé y tú lo deseéis.

5- Todas las mujeres pueden dar el pecho

Falso. La mayoría de las madres sí pueden dar el pecho, pero existen numerosos casos en los que no es posible: causas de hipogalactia que indican que la madre no tenga leche o es insuficiente como el hipotiroidismo, ovarios poliquísticos, obesidad, diabetes, retención de placenta, reducciones mamarias u otras causas.

Esto, en muchas ocasiones, crea presión entre las madres y lleva a sentimientos de frustración y baja autoestima cuando la lactancia no es exitosa.

Estos sólo son cinco falsos mitos más extendidos sobre la lactancia, pero seguro que vosotros sabéis de muchos más.

Siempre recomiendo rodearse de otras madres y un entorno que ayude a influir en la confianza de la madre, acudir a grupos de lactancia materna e informarse, porque la información es poder.

Y, lo más importante de todo, si tú has tenido una lactancia materna no exitosa, no influyas con comentarios desafortunados en otras madres, puede que a ti no te haya funcionado, pero a ella sí y viceversa.

Espero que os resulte un post útil e informativo