Comparto una selección de mis destinos favoritos en la región para que los peques puedan jugar en la arena o darse un baño

Es hablar de verano y pensar en playa. Y de eso a nosotros no nos falta en Cantabria. Tenemos donde elegir, por tamaños, por olas y hasta para niños. ¿No vivimos en un paraíso?

Y aunque un día normal se puede convertir en toda una odisea para ir a la playa, no podemos descartar este magnífico plan donde nuestros pequeños son los más disfrutones rebozándose en la arena o bañándose en el mar, sin olvidar el resto de opciones para toda la familia.

Os dejo por aquí mi selección de nuestras playas favoritas, quizás no se trate de las mejores o más seguras, pero si las que más me gustan y, por supuesto, que me dejo en el tintero un montón de ellas preciosas, para una cántabra es complicado decantarse por unas pocas, espero que os ayude a descubrir estas que a nosotros tanto nos gustan.

1.Somo

No hay verano sin playa de Somo, es un clásico Amordesmadre, de junio a septiembre plantamos sombrilla en esta playa de arena fina y olas que te permite pasear de punta a punta desde Loredo (Playa de Los Tranquilos) hasta el Puntal mientras te mojas los pies en la orilla. En marea baja se forman charquitas ideales para los más pequeños y deja una amplia zona de juego con infinidad de posibilidades. Y si eres amante de las olas, el lugar perfecto para iniciarte en el mundo del surf.

2. Tregandín (Noja)

Recuerdo con mucho cariño las escapadas de pequeña en familia a la Playa de Tregandín en Noja, los infinitos baños entre sus rocas en los que se formaban piscinas naturales, perfectas para sumergirte con unas gafas de buceo y explorar los animales bajo el agua. Otra de las opciones que recomiendo en esta playa es practicar el sup gracias a su suave oleaje. Sin duda, una playa tranquila y extensa, con casi 3km para pasear, entre mis favoritas.

3. Salvé (Laredo)

¿Hay algo mejor que darse un paseo a caballo por la playa? En la Playa de Salvé de Laredo tenéis la oportunidad de disfrutar de esta bonita experiencia en sus 7 kilómetros de largo. Laredo es un pueblo muy turístico en verano y con todos los servicios a tu disposición en esta época de verano. Su playa, enorme y de fácil acceso muy cómoda para ir con niños. Eso sí, ¡ojo con el viento!

4. Oyambre

La playa de Oyambre es otra de las imprescindibles en esta lista. Se trata de una de las playas más vírgenes de Cantabria, perteneciente al Parque Natural de Oyambre, en esta playa no solo disfrutaréis de su arena dorada, sino que el paisaje es increíble gracias a la desembocadura de la Ría de la Rabia.

5. El Puntal

Playa de El Puntal, llegar en lancha o barco ya es todo un encanto, desplazarte hasta allí ya te transporta a un lugar de vacaciones, las vistas de la Bahía de Santander son impresionantes y disfrutar de un entorno tan salvaje lleno de barquitos te atrapará.

6.Liencres

Pero si hablamos de contrastes, de dunas, desembocaduras y de espíritu salvaje, no podemos olvidarnos las Playas de Liencres (Valdearenas y Canallave), situadas en un entorno equiparable de la Costa Quebrada, donde ya el acceso entre pinares es maravilloso y aguas salvajes. Aquí toda precaución es buena, ya que las olas son imponentes. Sus puestas de sol son mágicas.

7. Amio (Pechón)

Playa de Amio en Pechón, se trata de una lengua de arena que se une con un islote en marea baja. En esta playa hay que tener especial precaución en el baño, debido a sus fuertes corrientes, pero es tan bonita… ¡que no podía dejar de nombrarla!

8. Bikinis (La Magdalena)

Dentro de la Península de la Magdalena se encuentra la playa de Santander que más me gusta, la Playa de los Bikinis, perfecta para los niños, las aguas son suaves y muy poco oleaje. Tenemos un amplio parque junto a la playa y del entono poco puedo añadir, ya que estar dentro de esta maravilla como es La Magdalena ya es un lujo.

9. El Sardinero

No existe visita a Santander si no te acercas a El Sardinero. Desde La Península de la Magdalena hasta Mataleñas (otra maravilla de playa), La playa de El Sardinero es un imprescindible para los visitantes a nuestra región. En marea baja se unen sus cuatro playas, (El Sardinero I y II, La Concha y el Camello) y se pueden recorrer cerca de 2 kilómetros de paseopor la arena.

10.Langre

Y, por último, acabo con la playa de Langre, un destino furgoneterohabitual para esta familia, donde pasamos largos días disfrutando de sus acantilados en un entorno aislado, olor a mar y paz. Su acceso no es fácil, tiene una larga escalera empinada hasta la playa. Pero su paisaje es tan salvaje que enamora.

No me olvido de otras playas como la de La Arnía, Galizano, Latas, Usgo, Los Locos, Islares, Oriñón, Berria, La Virgen del Mar o San Vicente, que tanto me gustan y es que podrías recorrerte la costa de Cantabria de playa en playa y no te cansarías nunca.

Espero que disfrutéis de vuestras vacaciones en familia. Podéis leer más artículos en mi blog y seguirme en redes socialesFacebookTwitter e Instagram.

Podéis leer este post en Cantabria DModa.

A %d blogueros les gusta esto: