Soy favorable al uso de Internet y las nuevas tecnologías en los más pequeños, pero siendo cuidadosos y prudentes.

Seguro que la gran mayoría de los que me estáis leyendo tenéis redes sociales. Estamos en la era de las nuevas tecnologías y pocos nos libramos de ser atrapados por las modas de WhatsApp, Instagram, Snapchat o Facebook, entre otras muchas. Muchos padres, como yo, vamos con el móvil en mano durante todo el día, sin darnos cuenta del efecto que provoca en nuestros hijos. Luego nos extrañamos al observar cómo nuestros pequeños atrapan nuestros móviles e intentan interactuar con ellos, desde bien pequeñitos. Normal, los niños suelen ser fieles imágenes de nosotros mismos.

¿Sabéis a qué edad comienzan a ser internautas nuestros hijos?

Si quieres seguir leyendo este articulo Pincha Aquí.

Muchos desde que tienen meses cuando, por ejemplo, les ofrecemos algún video en YouTube para entretenerles. Sobre los 6 años ya comienzan a ser internautas autónomos; a los 11 años a utilizar móviles y a los 13 o 14 comienzan a usar las redes sociales. En España, la edad mínima para acceder a una red social son los 14 años, aunque existen redes y aplicaciones específicas para menores.

El uso de las redes sociales, tanto en niños como adolescentes, se ha incrementado exponencialmente en los últimos años.

Manejan las nuevas tecnologías mejor que nosotros, su forma de interactuar con las pantallas es más intuitiva y natural que la nuestra. Por eso son capaces de encontrar utilidades que ni nos hubiésemos imaginado. Los más peques simplemente se entretienen viendo vídeos, a medida que van creciendo el interés por las redes sociales aumenta y comienzan a utilizarlas con el fin de interactuar con compañeros, amigos o seguidores, chatear, mandarse mensajes, curiosear las fotografías o, simplemente, para entretenerse.

Las nuevas generaciones en esta era ‘mobile’ disponen de un gran arma en sus bolsillos y es que los nuevos Smartphones permiten a los jóvenes acceder a Internet cuándo y dónde quieran.

Los móviles son el dispositivo estrella para el uso de las redes sociales, porque muchas de las aplicaciones o plataformas están destinadas a los smartphones, eso es contar con una puerta abierta a un infinito mundo de posibilidades, y no todas ellas adecuadas para sus edades.

Y aquí es donde nos topamos con el primer problema del uso indebido de las redes, el tiempo que los niños destinan al consumo de Internet. Muchos pasan más tiempo conectados en redes sociales, consumiendo vídeos o navegando que comiendo o estudiando.

Debemos concienciar a nuestros hijos de la importancia real de disfrutar del mundo exterior y no a vivir a través de lo que ven en redes, evitando así su adicción.

No soy partidaria de evitar que los niños o jóvenes utilicen las redes sociales, creo que las tecnologías van evolucionando y van apareciendo nuevas formas de relacionarse o interactuar y no por ello hay que alarmarse, pero sí hay que ser cuidadosos y prudentes.

Es necesario informarse y explicarles a los niños que tienen que asumir ciertas responsabilidades cuando navegan o comparten experiencias en las redes.

Muchos niños se sientan delante de las pantallas sin ser conscientes de los peligros de una navegación no segura y son muchos los riesgos y trampas que existen en Internet. Se centran en el todo vale para conseguir amigos, seguidores o ‘likes’ y, en muchas ocasiones, descuidan lo más importante: su intimidad

¿Qué consejos les podemos dar a nuestros hijos sobre las redes sociales? 

– Que no publiquen en Internet información personal, teléfono o dirección, cualquier publicación en internet puede hacerse viral y se pierde el control, aunque se borre no desaparece de la red.

-Enseñarles a detectar cualquier comportamiento extraño. Enseñarles a decir NO a peticiones en las que no quieran participar y mostrales cómo configurar los perfiles sociales de manera privada, para que el contenido que publiquen sólo lo puedan ver sus amigos.

 -Concienciarles sobre la importancia de no considerar amigos a desconocidos de Internet, inculcarles un buen comportamiento en redes, respeto y educación.

-Es fundamental hacerles ver que existe una distorsión de la realidad en este mundo y que detrás de los ‘youtubers’ o ‘influencers’, grandes iconos de los jóvenes de hoy en día, no siempre hay una vida perfecta. Todo esto se consigue enseñando a tus hijos a utilizar cada red según qué caso porque el saber es el mejor poder.

Es nuestra responsabilidad como padres el aprender este lenguaje para poder ayudar y orientar a nuestros hijos. No olvidéis que cuando nuestros hijos son menores y navegan siempre tiene que haber una supervisión de los padres. Tenemos que estar al día, preparados y hacerles comprender que no somos sus espías.

«Es importante matizar que no se debe espiar a los niños. Es mucho más recomendable mostrarles que confiamos en ellos mientras navegan en Internet, pero al mismo tiempo hay hacerles comprender que los padres tenemos que supervisar cómo navegan. Debemos basarnos en una relación de confianza y verificación continua».

Son palabras de Hervé Lambert, Global Retail Product Manager de Panda Security. Y lo más importante es que vuestros hijos entiendan que sus padres, ante cualquier problema, siempre seremos sus mejores aliados, que no oculten un problema y lo expongan con rapidez.

También puedes consultar todas mis publicaciones en Cantabria DModa.

A %d blogueros les gusta esto: