¿Quién no ha dicho en alguna ocasión: se acabó! a partir de enero voy a…

Ponerme a dieta, hacer más ejercicio, cuidarme más, establecer nuevas rutinas, ser más organizado…etc..etc…

Yo todos los eneros que recuerdo.

Suelo esperar a que pase Reyes apurando el roscón y las ultimas comilonas.

Ainssss… son geniales esos eneros donde se estrena agenda, apuntas el planning de entradas que vas a preparar para el blog, te creas un calendario de recetas extra sanas, anotas la organización de los días que harás o intentarás hacer algo de ejercicio, aunque sea en casa.

Todo es guay. Todo organizadito.

Luego llega febrero y se te pasó la fiebre de la organización.

Mi reto es continuar con esta organización al menos hasta marzo. Yo puedo.

Tengo varios propósitos, como ya os he comentado en IG con llegar a la mitad me daría por satisfecha.

El primero de ellos es organizarme para volver a retomar el blog en condiciones, lo necesita él y lo necesito yo. Ser más constante y publicar más a menudo. Para mi el blog es una afición, me gusta escribir y me siento bien cuando lo hago.

Leer más, era de las que se comían al menos 2 libros al mes, desde que nació India me las veo y me las deseo para leerme 2 al año. Mal, muy mal… Los cuentos no les contamos, esos me les leo de dos a tres veces diarios.

Perder algunos kilos, a este propósito van unidos los de comer más sano y hacer más ejercicio.

En diciembre me había planteado quitarle el pañal a India para que de esa manera pudiese venir conmigo al gimnasio, a la sección kids mientras mamá se sumergía en alguna clase de esas dirigidas donde te “obligan” de alguna manera a no pasar las horas de maquina en máquina. Peeeero… tonta de mi pensaba que las vacaciones de Navidad eran las más idóneas para la operación pañal y estaba totalmente equivocada, son fechas en las que no paras en casa y no existe ningún tipo de rutina, básico para la operación pañal.  Lo hemos dejado para enero.

Pero me estoy curtiendo a tope en recetas sanas, extra sanas y súper saludables. Me he construido hasta un calendario con lo que voy a cenar cada día ( las comidas las obvio porque las hago en casa de mi madre o abuela y no voy a meterlas en este fregao). Ayer fui a hacer la compra y solo veía cosas light y verdes en el carro. Comer sano dicen que es aburrido, pero se puede convertir en bonito si le das tu toque personal.

Tampoco me obsesiona esto de la comida, solo sé que tengo que eliminar algunas cosas básicas como tanto frito por la noche y cenas más ligeras.

En cuanto a lo de hacer deporte…ya dejo bastantes horas por la mañana a la pequeña en el cole y lo que más me gusta es tener la suerte de poder pasar las tardes con ella. De modo que mis rutinas de ejercicio tienen que ser, de momento, en casa. Sigo las pautas que me dio hace unos meses Miguel Gomez, entrenador personal, y alguna app que te propone ejercicios,  combinando los dos me las apaño. Además a India le encanta participar.

Y por último viajar a algún sitio nuevo. Ya sabéis lo que me encanta viajar. No me importa repetir los sitios que me gustan pero creo que es necesario conocer, al menos, un sitio nuevo al año.

Para India llegan propósitos nuevos y a la vez duros, quitar el tete, quitar el pañal, pasar a cama… solo veo a corto plazo la operación pañal, eso si, en todos decidirá ella cuando toque.

¿Vosotros qué propósitos tenéis para el 2019?

Ser felices, al final es lo que cuenta.  

A %d blogueros les gusta esto: