Despedidas sin adios.

Despedidas sin adios.

Despedirse sin decir adiós es difícil para nosotros, incomprensible para los diminutos. Un paso más de esta nueva normalidad absurda para los mayores y desconcertante para los pequeños. Nos toca inventarnos de nuevo la manera para que entiendan que después de 99 días...
A %d blogueros les gusta esto: